Lo que debes saber si tu empresa está en concurso de acreedores

La situación económica actual de las empresas es muy complicada. Esto ha ocasionado que muchas empresas deban recurrir a una medida legal llamada concurso de acreedores. Cuando se inicia todo el proceso del concurso uno de los principales afectados son los empleados de la organización, ya que quedarán desprotegidos económicamente.

De hecho, es probable que, incluso antes de que se declare concurso de acreedores, los trabajadores estén meses sin percibir su salario, y por eso, en ciertos casos ya muchos han presentado una demanda para exigir el fin de su contrato laboral y las indemnizaciones correspondientes.

El problema está en que, una vez que la empresa entra en concurso de acreedores el proceso de cobro del trabajador puede llegar a demorarse mucho en el tiempo. Sin embargo, el artículo 64 de la Ley Concursal dice que el juez concursal entenderá de las extinciones Colectivas de las interacciones laborales de los trabajadores una vez que se empiece el concurso. Todo esto significa que, antes de que se declare el inicio del concurso, el Juzgado de lo Social debe encargarse de la situación de los trabajadores.

El problema es que, a los Jueces de lo Social, no les gusta realizar juicios contra empresas que tengan un proceso concursal, y es que a veces ni siquiera observan si el trabajador demando antes del inicio del concurso. Este hecho hace que cualquier posibilidad para el empleado de huir de la situación sea eliminada.

Pero si tu caso es que demandaste a la empresa antes de que esta entrara en el concurso de acreedores, debes saber que es necesario que incluyas en la demanda al Administrador Concursal. Si no lo haces, es probable que el juicio sea aplazado para que puedas demandarlo.

Por otro lado, tu obligación como trabajador es comunicarle al Administrador Concursal el total que se está reclamando, en el momento en que se declara el concurso. Todo esto puedes hacerlo en un lapso 30 días si es un concurso normal y 15 si es abreviado, si es necesario puedes hacerlo vía email. Eso sí, lo mejor que puedes hacer es estar siempre informado de la situación del concurso, y siempre de la mano de un profesional que te asesore, eso te dará tranquilidad y te permitirá tomar acciones en el caso de que se requiera.

Si tu empresa entró en concurso de acreedores, pero tú no realizaste ninguna demanda te tocará esperar que todo el proceso está en marcha para conocer tu situación. Eso sí, para tu tranquilidad debes saber que, en el orden de pago de deudas de la empresa en un concurso de acreedores, el pago de tu indemnización será considerado como prioritario. A continuación, te explicamos todo lo que debes saber si eres empleado y tu empresa entró en concurso de acreedores.

Cuándo cobra el trabajador en un concurso de acreedores

Si la empresa donde trabajas está participando en un concurso de acreedores, tú como empleado tienes derecho a recibir, todos los salarios correspondientes, desde el momento en que se declara el concurso.

Además, tienes derecho a percibir el pago correspondiente al salario que no fue abonado, antes de la declaración del concurso. Igualmente, aquellas cantidades en concepto de salarios que no hayan sido abonadas con carácter previo a la declaración de concurso. Todo esto se tomará como prioritario, por encima de las deudas que haya podido tener la empresa ante el resto de los acreedores.

Ahora bien, para los trabajadores que no hayan presentado demandas y que lleguen hasta el momento del concurso, existen dos posibilidades:

  1. La empresa continúa abierta: En este caso, la empresa ha dejado de pagar el salario de los empleados, hasta que el Juzgado de lo Mercantil exija el pago. Sin embargo, este trámite puede tardar entre 8 y 10 meses, tiempo en el que los empleados deben seguir yendo a su puesto de trabajo, si se niegan a hacerlo pueden ser despidos y así perderían todos sus derechos. Este caso no es el ideal, puesto que los trabajadores no pueden tramitar sus prestaciones, pero tampoco recibirían un sueldo por parte de la empresa.
  2. La empresa cierra y el trabajador no puede volver al puesto de trabajo hasta que se resuelva el concurso: En este caso, el trabajador puede realizar una demanda por despido, alegando que se le impide el ingreso al puesto de trabajo. Este paso es obligatorio, ya que, si no se hace se puede entender que el trabajador renunció voluntariamente.

Legalmente, el trabajador podría recibir sus prestaciones, siempre y cuando el Instituto Nacional de Empleo le reconozca ese derecho, de lo contrario, los trabajadores deben esperar que salga el ERE dentro del concurso, lo cual es una situación difícil para los empleados, ya que durante ese tiempo no estarían percibiendo sueldo.

Entonces, una vez que salga el ERE, trámite que dura entre 8 y 10 meses, los trabajadores quedarían desempleados oficialmente y, en el caso de que la empresa no pueda realizar los pagos correspondientes, que es lo que normalmente ocurre, los trabajadores pueden ir al FOGASA.

Eso sí, existen sus excepciones. Cuando la empresa está en concurso de acreedores y no cuenta con los fondos para pagar el salario a sus trabajadores, FOGASA, el Fondo de Garantía Salarial les pagará, pero siempre con ciertas limitantes:

  • Cuando se habla de salarios, debes saber que, el FOGASA solo cubrirá lo correspondiente a la multiplicación por dos del salario mínimo interprofesional por día (SMI), incluyendo horas extras, multiplicado por el número de jornadas laborales que falten por pagar.
  • El límite máximo de dinero que cubre el FOGASA es lo correspondiente a un año y el salario diario, incluyendo horas extras, el cual no puede ser el doble del SMI.
  • Ahora, es obligación del administrador concursal incluir, siempre las deudas que se tengan con los trabajadores en el Listado de Acreedores del concurso, comunicando que es prioridad

Por otro lado, si el concurso de acreedores llega a su fin de forma favorable, el pago de las deudas se hará por orden:

  • Una vez que se declare el concurso, se pagarán los últimos 30 días de trabajo inmediatamente, sin importar el estatus del concurso.
  • Existen créditos que tienen prioridad de cobro, relacionados con los bienes realizados por los trabajadores, ese tipo de créditos son considerados especiales y deben pagarse, antes de los créditos ordinarios.
  • Los otros créditos salariales son considerados créditos con privilegio general, eso sí, no pueden ser mayores al triple del SMI multiplicado por el número de días sin pagar.

Si eres empleado o acreedor de una empresa, es probable que no tengas ni idea de la situación de la empresa. Sin embargo, eso puede ser un grave error, ya que si tienes una relación laboral y económica con la empresa debes mantenerte al tanto de su situación financiera y legal.

Actualmente existen muchas maneras de saber si la empresa está participando en un concurso de acreedores. Si eso es así, como empleado te recomendamos buscar la asesoría de abogados expertos que te puedan guiar en todo el proceso. Sabeos que es un camino difícil, sobre todo tomando en cuenta la poca colaboración de algunos organismos del Estado que lejos de buscar el bienestar del empleado, velan por sus propios intereses. Por eso, con la ayuda de un abogado puedes lograr una estrategia para lograr salir airoso de todo el proceso.

Categories:

Tags:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies